Monday, February 16, 2009

Formas de Gobierno. Unidad I.

"Debería darles vergüenza festejar este plebiscito a favor de la monarquía. Millones de venezolanos morirán sin haber podido presenciar un cambio en la presidencia de su país (ni siquiera en la alcaldía de su ciudad). Bueno, después de todo son coherentes, quieren que acá pase lo mismo con la dinastía Kirchner. En fin, así estamos, como hace un par de siglos atrás. ¡Vivan las cadenas! decían en tiempos de Fernando VII", dice el blogger Quintín en el blog del blogger Mendieta.

Uno puede tener cualquier opinión sobre Chávez, el presidencialismo, la reelección indefinida, el reinado de Fernando VII o la incorporación de Gallardo a River. Lo que no puede es confundir dos formas de gobierno notoriamente distintas. Una monarquía suele ser vitalicia y hereditaria; Chávez (aún en el mejor de los casos para él: el de ser electo una y otra vez) deberá someterse a periódicos tests electorales para continuar en el cargo. Más allá de esa diferencia tan elemental que cualquier alumno secundario debería conocer para aprobar educación cívica, lo gracioso es la sensiblería del millones de venezolanos morirán sin haber podido presenciar un cambio en la presidencia de su país. Chávez, aunque no lo parezca, no lleva tanto tiempo como presidente de Venezuela: poco más de 10 años. Más o menos lo que estuvo Menem, quien podría haber estado más de haber sido electo en 2003. Menos de lo que estuvo Roosevelt. Y mucho menos de lo que estuvieron numerosos primeros ministros: el canadiense William Lyon Mackenzie (21 años), Helmut Kohl (18 años), Gordon Menzies (australiano, 18 años), Nehru (17), Felipe González (14), Francois Mitterand (14), Margaret Thatcher (11)... (Antes de que Quintín o algún adláter diga "eeehhh, pero son primeros ministros, el parlamentarismo, el diálogo y los consensos, sarasa", le diremos que las mayorías legislativas con que contaron todos estos gobernantes concentran más el poder en sus manos que las eventuales mayorías divididas del presidencialismo). Por lo tanto, calificar de "monarca" a un tipo que en pocos años puede perder una elección y así la presidencia, sin que hubiera batido records mundiales de permanencia en el cargo (ni mucho menos), carece de todo sentido. (A todos los que quieran hablar no del acceso sino del ejercicio del cargo, diremos que el comentario de Quintín sólo refiere al acceso: la posibilidad de reelección ilimitada).

Una discusión más elevada será sobre los méritos o no de la reelección indefinida. Contrariamente a lo que supone Quintín, existe una vasta literatura que sostiene que la posibilidad de reelección futura es el mejor incentivo para que los gobernantes actúen "bien". Quitando esa posibilidad, entonces en el último mandato el incentivo para el gobernante es hacer lo que se le canta. Obviamente, existe toda otra literatura que dice que la reelección indefinida eventualmente concentra demasiado el poder en una persona, dificultando ese actuar "bien". Obviamente, ninguno de esos textos habla de "monarquía" ni menciona a Fernando VII...

103 comments:

Franco said...

Poco interesa que existan casos tan malos como el de Venezuela, desde cuando eso lo valida? esa es la justificacion? que otros ya fueron tiranos?. Y las minorias? (e ignoro que aqui la minoria es 45% porque eticamente seria lo mismo).

A veces no entiendo porque su resultado de political compass lo tiene tan al sur, rehagalo un dia, tal vez quedo desactualizado...

---
La democracia son dos lobos y una oveja votando sobre qué se va a comer. La libertad es la oveja, armada, impugnando el resultado.
Benjamin Franklin.

Franco said...

Todo esto creo viene por la idealizacion de la palabra democracia, y que en Argentina creo es mayor que en Venezuela.

Me hace recordar la eleccion en California sobre el matrimonio gay. Desde cuando hay que votar para garantizar nuestros derechos naturales y trato igualitario sin discriminar en base a pautas morales que no afectan a terceros?

Un buen dia vamos a sacar un plebicito sobre la esclavitud y si la misma gana la aceptaremos porque fue elegida democraticamente?

Hay cosas que estan por sobre la democracia, lamentablemente hay que recordarselo a muchos.

Anonymous said...

la relacion entre reeleccion indefenida y el incentivo a actuar "bien" (accountability), surge de la experiencia subnacional argentina? los menem, los kircher, los rodriguez saa, los saadi? Lindo grupito este eh

Quintín said...

Chávez, según tuvo la delicadeza de aclararnos, se piensa quedar hasta el 2049. Con el grado de poder que maneja, es perfectamente factible que lo logre.

Claro, claro. No es una monarquía, es pura democracia. Como los 70 años del PRI en México. La mera democracia. Pero acá ni siquiera va a cambiar el presidente.

Además se hicieron infinitamente reeegibles todos los cargos ejecutivos:

Cantemos todos juntos: "Por uno, por dos, por más Rodríguez Saá".

(De paso, es muy berreta eso de mandar a la gente a estudiar Instrucción Cívica por usar una metáfora).

Pablo said...

Ah si, y hitler mató millones, no se porqué se quejan de una muertecita en israel, si hay gente que mató muchos más, que sigan hasta que tengan el record, recién ahí hablemos.

me uno al pedido de que re haga su political compass. No sólo me sorprende que esté a la izquierda, sino que esté hacia abajo!

ahora criadro, con onda, se de los estduios que dice, es más, un colega hizo un modelito y todo.
pero creo que aquí estamos abogando por una democracia mejor, donde el mandatario crea en eso de que la nación está por encima de él.
también bogamos por una democracia dirigida por un groso, que sepa generar un líder. si es tan groso, porque no genera un líder, él, alperovich, y todos esos que quieren más poder.

CV said...

Que me corrijan los politólogos, pero creo que la posibilidad de reelección ilimitada para el cargo ejecutivo en un sistema presidencialista y en un sistema parlamentarista no son comparables.

Entiendo que es cierto que la eventual existencia de una mayoría dividida en el presidencialismo hace que un primer ministro concentre más el poder que un presidente, pero debe tenerse en cuenta: (a) la diferente "legitimidad de origen" de ambos (directa, en el caso del presidente -si es que no existe colegio electoral-, y mediada por la formación de una coalición parlamentaria en el caso del PM) y (b) la segmentación de las funciones ejecutivas en el parlamentarismo entre el jefe de gobierno y el PM, que se encuentran unificadas en el caso de un presidente.

Chavista del Ocho said...

A ver, viejo.
El Criador en ningún momento dijo que le gustaba Chávez, ni que apoyaba a Chávez, ni que es chavista, ni mucho menos.

Se limitó a explicar que, aunque a muchos no les guste, la metáfora sobre la "monarquía" venezolana no funciona por a), b), y c).
Ustedes están criticando al Criador por algo que no dijo.

En el fondo, Franco tiene razón, y una de las principales razones por las que hay tanta bronca progre con Chávez (aparte de LO OBVIO, claro) tiene que ver con que les molesta cómo el venezolano destruye la mística alrededor de la idea de "democracia"

Y Pablo, de paso, rompió los récords de la ley de Godwin, haciendo referencias a Hitler e Israel en un símil bastante inepto que, la verdad, no tiene mucho que ver con Chávez. La referencia a Hitler venía ahora, y seguro alguien va a venir y decir que "Hitler llegó al poder democráticamente", en una nueva demostración de ignorancia y "sentido común" argento.

Danubia said...

Criador, excelente unidad. Profundamente des-sarasadora (aunque, a juzgar por la secuela, no muy efectiva).

Pepolino said...

La calidad de los argumentos del Criador y, not least, el endorso de una commentarista tan atinada como Danubia, me hacen pensar que tal vez el equivocado sea yo. Pero en la practica hay menos diferencias de las que Ud. dice entre monarca y presidente con reeleccion eterna. La monarquia era hereditaria y perpetua, tambien era relativo: Hobbes dixit (TP, Unidad I), cualquiera los podia matar. A su manera, tenian que rendir cuentas ante otros "soberanos" de ocasión (noblezas, familiares codiciosos, turbas hambrientas) y mantenerse con la corona puesta era cada dia mas cruel. No hablo del playboy Juan Carlos de Borbon, sino de, digamos, cualquiera de los luises. Y el problema de los presidentes eternos, es que cuanto menos definido el horizonte, mas problemas. Ud. quiere llevarnos a que le digamos lo de la eternizacion via aparatos, vg Stroessner, pero ahi le estaria dando la derecha para que me acuse de republicano indignado anticlientelista, lo que no soy. No le voy a conceder ese argumento. Si que a los dos, presidentes sin topes de reeleccion y monarcas, la duracion en el cargo les hace cometer costosisimas tropelias. Entiendo su argumento electoralista de manual, pero en el barro de la politica, comparar a re-re presidentes con monarcas no es un disparate.

Pepolino

Pepolino said...

Agrego, que eso de citar premiers canadienses y alemanes, y no de presidentes o gobernadores latinoamericanos con reeleccion indefinida, no es un poco... sarasin?

El criador de gorilas said...

Quintín, eso de que "Chávez se piensa quedar hasta el 2049" no tiene mayor relevancia. Que los políticos generalmente prefieren más poder que menos es una obviedad; la cuestión, en una democracia (pero no en una monarquía) es que los votantes quieran darle ese poder. Todavía no entiendo el rol de los electores en tu esquema mental. ¿Idiotas útiles clientelizados, manipulados, dominados por el yugo opresor de un tipo? Mmm, no creo que esa visión tenga demasiado sustento. De hecho, un anónimo previo le hace flaco favor a tu causa mencionando a Saadi (y podríamos incluir a tantos otros
oficialismos subnacionales derrotados
): por más que las reglas te habiliten, te tienen que votar para que sigas. En cuanto a la comparación con el PRI, la diferencia es obvia -elecciones libres y competitivas- pero para alguien que no diferencia democracia de monarquía, es un tanto sutil.

CV, coincido que la reelección indefinida en presidencialismo y parlamentarismo tiene sus matices. Sin embargo, considerando que hay algunos tipos de parlamentarismo donde el poder está tanto o más concentrado que en el presidencialismo, no sé bien cuál sería la diferencia. Por otra parte, quisiera saber qué opinaría Quintín si en Argentina 130 diputados y 38 senadores bastaran para elegir y reelegir perpetuamente a un gobernante. (Estaría indignado, obvio, y acusaría a la partidocracia de actuar autoritariamente). Me parece que la votación directa (aunque más plebiscitaria, etc.) puede tener la ventaja de la mayor "legitimidad" ante la sociedad de tales reelecciones. No sé, creo que es para discutirlo por lo menos.

Pepolino: concedáme que, argumentando ante Quintín y afines, uno debe mostrarles que no sólo tercermundistas manipulables permiten la reelección indefinida, sino que los serios canadienses pueden bancarse a un tipo durante dos décadas. Pero eso es mera estrategia retórica, lo admito. Yendo al meollo del asunto, estimo que tiene razón en que a partir de algún momento ser monarca empezó a ponerse complicado, y que el carácter vitalicio empezó a ser algo a lograr y no algo dado. De todas formas, estimo que a lo largo de la historia mundial la amplia mayoría de monarcas no tuvo problemas en lograrlo, mientras que sólo una ínfima minoría de gobernantes democráticos logró morir en el cargo. Indudablemente todo gobernante (democrático y no democrático) necesita una combinación de coerción y consenso para mantenerse ahí. Uno podría decir que es una cuestión de grado, un continuo, lo que separa a unos y a otros. Yo creo que en algún punto hay que trazar una frontera que no sea sólo de grado. Y no lo digo principalmente en términos de una discusión académica ("cómo se define la democracia") sino hasta por sus efectos políticos. Si Quintín y otros Quintines nos convencen de que Chávez es una monarca, entonces la salida es la revolución y que el tipo termine como Luis XVI. Y, más allá de la opinión que uno tenga de Chávez como gobernante, cuando se lo define como un monarca se abre la puerta a nuevos Carmonas...

El Contrera said...

Es una injusticia no permitir que el pueblo pueda elegir su propio lider nuevamente. Si todos considerabamos que era el más adecuado, y que por eso lo elegimos, y consideramos que hizo el mejor de los mandatos, es una limitación muy grande no poder elegirlo nuevamente. Si no nos gusta nadie de la oposición, acaso sería más democrático obligarlo a elegir un monigote??? En ese caso no sería más democrático que no pueda asumir nadie del mismo partido??? porque hay muchas formas de concentrar el poder.

Aparte paremos un poco el boludeo y seamos objetivos, si aca y en todo el mundo el poder suelen tenerlo siempre los mismos, desde que nacen hasta que mueren, y se lo suelen traspasan a sus hijos y nietos, por varias generaciones. Y no existe ninguna votación que los valide. Pueden tener las mejores casas, los mejores autos, los mejores trabajos, son impunes en la justicia y pueden quebrar todas las normas, pueden determinar sobre la vida de cualquiera del resto, tanto abusar sexualmente, físicamente, moralmente, no van a las carceles nunca, etc, etc, etc.
El verdadero poder es el poder de la riqueza, y en ese sentido ningún país avanzó ni medio.

Primo Louis said...

Dibuje, Criador, dibuje.

Acuerdo con sus argumentos sobre las formas y no los fondos. Me parece que quienes se rasgan las vestiduras es porque saben que en una elección abierta no tienen forma de ganarle al Chavismo.

Yo reconozco mis simpatías por el Chavismo. Sin embargo, como decía en lo de Mendieta, me parece que si efectivamente Chavez intenta realizar un proceso de cambio social, algo así como una "revolución bolivariana", éste no puede estar basado en una sola persona (la suya). Requiere cuadros que sean capaces de tomar la posta. Existen esos cuadros? flaco favor hace Chavez a quienes lo bancan desde distintos puntos del globo en no recambiar por un período (incluso haciendo "la gran Putin") para volver después (si puede).
¿No tenía a nadie puertas adentro para reemplazarlo? entonces las cosas aún no han cambiado lo suficiente en Venezuela para garantizar un cambio de social más allá del cambio electoral y quizás la revolución no merezca ser llamada de ese modo...

Saludos!

BRUNO CARTAN said...

Criador, creo que se pone el acento más en las formas que en el fondo, y capaz que el tema le escapa a la ciencia politica para ser más objeto de otra disciplina, la sociologia digamos. Me parece que la comparación con los países del primer mundo antes que en los sistemas politicos, debería darse in totum respecto de las formas de participación ciudadana a traves de diversos mecanisimos institucionales bien aceitados y compartidos por casi todos los actores, empresas, sindicatos, partidos, etc., que en el caso de los liderazgos carismáticos fallan casi siempre. No es tanto la reelección ilimitada el problema, sino que el régimen chavista, no sin poca colaboración de la oposición aclaro, ha destruido toda la institucionalización de Venezuela, polarizando a la sociedad extremadamente. A mi no me gusta Chávez, pero no me rasgo la vestidura por la re re, eso sí, no me gustaría estar en venezuela.

distressed abd said...

En mi modesta opinion y con todo el carinho que le tengo, lo del Criador es un poco sarasin o fachamartelizado. Obvio que si nos ponemos a pelear con strawmen que hablan de monarquia, estamos seleccionando bien al contrincante. Quintin no es politologo y como critico de cine me gusta bastante. Asi que no me voy a poner a discutir sus “metaforas.”

Personalmente, si un alumno me hace una comparacion entre ejecutivos en el modelo Westminster y en los presidencialismos para justificar la reeleccion indefinida de estos ultimos, el peso de la prueba lo tendria el/ella y deberia demostrarme por que tal comparacion es valida (ni hablemos si encima menciona casos no democraticos o borderline democraticos como famoso politologo vernaculo en nota de opinion hace unas semanas). Por algunas cuestiones formales que mencionaba CV (legitimidad de origen, mandato fijo), y, en el caso particular de Venezuela, por cuestiones de dinamica del sistema de partidos (posibilidad de alternancia, elecciones competidas) y por cuestiones “esotericas” (calidad de la democracia, rule of law).

btw, este famoso politologo vernaculo, no acunho decadas atras el concepto “menemato”? Entonces la re re de Menem era un sultanato y la de Chavez es un ejemplo de la democracia de masas? Tengo una leve intuicion: esta discusion es una cuestion de preferencias ideologicas, hagan terapia y aceptenlo, sean felices!

Maria Esperanza said...

No hay caso, tirarle argumentos y evidencia a la Brigada Me Rasgo las Vestiduras no sirve. Ya hemos tenido varias discursiones y en el enfrentamiento de la evidencia con el sentido común reificado ha salido, hasta ahora, perdiendo la evidencia.

lacolumnadescotta said...

Coincido plenamente con el Criador. Más allá de que lo de reelección indefinida me haga un poco de (mal) ruido (por las excelentes razones que dio Primo Luis), no podría decir que lo del referéndum fue antidemocrático o que sea comparable a una monarquía. Es demasiado obvio lo de monarquía por ejemplo.

En lo de los 10 años es vergonzoso lo que dice la prensa de Chávez, PERFIL y LA NACIÓN, estos últimos días sacaron laaargas notas sobre el "largo" período que lleva en el poder. Efectivamente, todos los que nombraste, que fueron democráticos, estuvieron más tiempo que Chávez y en muchos casos con poderes aún más concentrados en términos institucionales (sobre todo Thatcher, el australiano y casi todo el gobierno del gordo Kohl). Alguno bardeó porque el Criador nombró gobiernos parlamentarios, bueno, les cuento que Urho Kekkonen, ex presidente de Finlandia, estuvo desde 1956 hasta 1982, siendo reelegido como 7,8 veces y el país por entonces era semi-presidencial (ahora es parlamentarista).
Lo del PRI no tiene nada que ver con Chávez, por 2 razones, cada presi del PRI no se podía volver a presentar nunca nunca más a elecciones y por otro lado, el PRI trampeaba las elecciones descaradamente, encarcelaba opositores y censuraba posta. Vayan a Venezuela y vean lo que dice buena parte de la prensa de èl...

El Conurbano said...

Berreta es hablar mal de Chávez, ponele, y no ser capaz de participar ni en la Comisión Directiva de la Sociedad de Fomento de su barrio.
Que hambre, viejo.

El criador de gorilas said...

Distressed, con todo el cariño que yo también le tengo, no coincido que sea sólo una cuestión de preferencias ideológicas. Como sabés de varios posts recientes, no comparto en nada (pero en nada) las simpatías de Chávez en política internacional. Pero eso no significa que lo considere un dictador, un monarca, o un sultán; así como defiendo la democracia israelí, defiendo la democracia venezolana. (El resultado a la larga es la impopularidad tanto con unos como con otros, lo sé...).

En cuanto a Quintín, sé que discutir con él es elegir a un hombre de paja. No sé si es buen crítico de cine, y por eso no lo analizo cuando habla de cine; tampoco sé si Aguinis es buen escritor, pero cuando ambos hablan de temas en los que derrapan fiero, me meto. Y como decía antes, el interés no es una discusión académica; el interés es discutir un sentido común que después lleva a justificar cualquier cosa con tal de "sacar al dictador". Porque, si entre Chávez y Fernando VII no hay ninguna diferencia, ¿por qué no alzarse en armas ante Chávez?

Puede que comparar presidencialismos y parlamentarismos sea discutible. Pero mi razonamiento es así:
- el gran peligro de la reelección indefinida es la excesiva concentración del poder;
- siendo todo lo demás constante, el parlamentarismo (o algunos parlamentarismos) tienden más a la concentración del poder que el presidencialismo;
- ergo, la reelección indefinida es tan "peligrosa" en uno como otro sistema.
Por eso, me parece legítima la comparación. Obviamente, hay elementos contextuales del caso venezolano que, como decía en el post, se vinculan con el ejercicio del poder; pero en lo referido específicamente al acceso (y eso es la posibilidad o no de reelección ilimitada) la comparación es factible. Y la verdad es que soy bastante agnóstico en eso, creo que hay buenos argumentos a favor y en contra de la reelección indefinida; algunos días me convencen más unos, y otros días otros.

Andrés el Viejo said...

Una aclaración menor, pero no desdeñable. Mitterrand estuvo 14 años, no como primer ministro, sino como M. le Président de la République. Como se sabe, desde la Constitución gaullista de 1958, la presidencia en Francia no es un cargo simbólico, sino una posición de poder importante, tanto como la de cualquier presidencialismo puro, con la ventaja de contar con el primer ministro como fusible. Mitterrand pudo estar tantos años, porque la Constitución francesa no contempla ningún límite temporal, salvo el que fijen los votantes. Y, considerando la popularidad que tenía don François y el respeto que le reservaban partidarios y adversarios, si el cáncer no se hubiera interpuesto tal vez hubiera llegado a los 21 años en el cargo.
En el fondo, el primer comentarista es el que con más sinceridad y claridad expone la objeción de fondo: opone democracia y libertad. Me recuerda a la revista de la John Birch Society (The New American) en su número de enero o febrero de 2001. El escándalo electoral bushiano de diciembre había levantado voces en los EE.UU. en el sentido de suprimir el Colegio Electoral. La revista publicó un largo y sesudo estudio, demostrando que a los republicanos los votaba la "América profunda", mientras que las decadentes ciudades favorecían a los demócratas. Y precisaba que el sistema constitucional yanqui no es una democracia, sino una república. No importa lo que diga la mayoría, si esa mayoría no es la que corresponde.
En Artepolítica me adelanté a la objeción contra el PRI y veo con satisfacción que mi actitud previsora ha encontrado aquí su justificación.
Saludos

el_bost said...

Siendo honestos, cuantos de los que protestan porque Chavez siga en el poder no lloran porque Ricardo Lagos no haya decidido quedarse?

Cierto, era una sola reeleccion. Pero si el esquema se repitiera: si se va Lagos, despues de un periodo sube la derecha, que pensarian?

el_bost said...

Con esto, no aplaudo la posibilidad de eternizacion, solo quiero estar seguro de que estamos discutiendo sobre formas y no sobre personas.

CV said...

Donde puse "jefe de gobierno", debí decir "jefe de Estado" y PM (que es el jefe de gobierno).

No agregué la posibilidad del voto de no confianza del Parlamento, porque en Venezuela existe algo similar como la revocatoria de mandatos (art. 72 de la Const.).

No creo que se trate sobre preferencias ideológicas, pero es casi imposible mantener una discusión abstracta sobre reelección ilimitida, estando de por medio la "polarizante" figura de Chávez.

Lo de Quintín no es nada. C5N el otro día tituló -irresponsablemente- "Chávez, el dictador".

http://mundo-perverso.blogspot.com/2009/02/el-dictador-que-gana-democraticamente.html

Y los ilustrados comentaristas del diario Perfil -sí, a veces me martirizo un poco- se referían a él, por ejemplo, con epítetos tales como "simio", y pedían que le dieran "bananas para calmarlo".

Digo, cualquiera puede putear a cualquier gobierno/gobernante, pero después no te quejes si tu nivel de "racismo" es piantavotos...

Hal said...

Ya que estamos, quiero la reelección indefinida de Lula. ¿Puedo?

Anonymous said...

Estamos de acuerdo en que el tiempo no cambia, podemos hablar de los procesos revolucionarios y la capacidad para formar cuadros o no, o la capacidad para crear liderazgos o institucionalizar positivamente el carisma de un lider, etc etc.
Lo que esta fuera de discusiones es que Chavez, goberno menos que Caldera y lo mismo que Perez, dos fracasos politicos.
Lo que debemos analizar es como en los paises emergentes con politicas e institucionalidad mas debil (por debil me refiero a la capacidad democratica de las instituciones, no al concepto liberal de instituciones debiles per se que proponen aqui los conservadores) se les obliga a debilitar la politica. El verdadero eje de discusion no es la reeleccion sino como autonomizar la politica y la capacidad de generar una fortaleza de lo politico (mas alla de la discusion de los objetivos) frente a los poderes economicos, financieros, mediaticos, petroleros, religiosos, etc etc etc.
Primero la politica y su autonomia de accion, despues discutimos la institucional procesal.
Aca en la Argentina se critica la reeleccion indefinida, entonces critiquemos la monarquia vitalicia del Papa, los nombramientos vitalicios en la COrte Suprema, en las camaras de Senadores o Diputados, etc etc.

distressed abd said...

De acuerdo con su premisa, Breeder, pero no tanto con el silogismo completo.

“- el gran peligro de la reelección indefinida es la excesiva concentración del poder;
- siendo todo lo demás constante, el parlamentarismo (o algunos parlamentarismos) tienden más a la concentración del poder que el presidencialismo;
- ergo, la reelección indefinida es tan "peligrosa" en uno como otro sistema.”

Los parlamentarismos que tienen a concentrar mas el poder siguen siendo parlamentarismos, esto es, tienen un atributo definitorio que es la confianza del legislativo es condicion de posibilidad del ejecutivo. Este atributo definitorio no existe en el presidencialismo. Que ciertos parlamentarismos concentren mas el poder es un outcome, no una característica definitoria y una buena comparacion no deberia conflate estas cosas.

El problema es que no estamos hablando de un ceteris paribus. Los parlamentarismos que concentran mas el poder se explican precisamente por caracteristicas institucionales no ceteris paribus: para Lijphart esos parlamentarismos tienen un two-party system (ergo, expectativa de alternancia), un sistema electoral mayoritario, un sistema de representacion de intereses pluralista y no corporatista, etc. Esto no es un juicio de valor, si bien Lijphart era un critico acerrimo de la concentracion de poder resultante de este disenio institucional, en los anios 50s muchos scholars americanos fantaseaban con un modelo cercano al ingles y un responsible party sytem. En el caso que nos ocupa, existen dos (o mas de un) partidos? Hay expectativa de alternancia?

La comparacion con los semipresidencialismos es aun mas dudosa. Tanto en terminos de personas: Mitterrand llega al poder con una coalicion, tiene muchas dificultades en pasar su agenda de reformas, se quiebra la coalicion y se produce la primera cohabitacion de la V Republica con Chirac como primer ministro. Como de formas: El presidente frances es muy poderoso cuando el gobierno es unificado. En epocas de cohabitacion el primer ministro esta a cargo de la politica domestica. La cohabitacion no existe en el presidencialismo.

Que los que se rasgan las vestiduras en contra de la reeleccion indefinida de Chavez sean los mismos que se ilusionan con un Lagos eternizado en el poder, no me sorprende mucho; asi como tampoco que quienes defienden hoy encarnizadamente la re re de Chavez sean quienes decadas atras se rasgaron las vestiduras frente al intento re re de Menem –para muestra vale un boton (no pun intended?): el famoso politologo vernaculo.

El criador de gorilas said...

Distressed, comparto algunas cosas pero no otras. Si en Venezuela existiera hoy un parlamentarismo, con todas las otras variables relevantes (sistema de partidos, composición del Legislativo, debilidades del rule of law, popularidad presidencial, etc.) similares a las que hoy existen, ¿habría mayor o menor concentración del poder que actualmente? Yo creo que habría igual concentración, con uno u otro sistema de gobierno. Por lo tanto, si con el parlamentarismo Chávez estaría habilitado a buscar ilimitadas reelecciones, ¿es tan evidente que NO debería estarlo con el presidencialismo? Sobre todo tratándose de un presidencialismo con revocatoria de mandato...

Admito que el predominio de un eventual "Primer Ministro Chávez" sería un outcome contingente (aunque probable) y no un atributo definitorio del sistema de gobierno. Pero también lo es su predominio bajo el presidencialismo. Si existiera (ahora o en el futuro) una mayoría legislativa opositora, no existiría tal concentración del poder.

Insisto que no tengo una posición muy tomada sobre las reelecciones indefinidas. Pero creo que coincidiremos que términos como "monarca" o "dictador" es mejor reservarlo a otras figuras.

Andrés el Viejo said...

Mitterrand superó la cohabitación, siempre al frente de la política exterior y con un poder de presión efectivo en asuntos internos. Maniobró con sus poderes con tanta soltura que a los dos años se deshizo de los "cohabitantes" y retomó las riendas con mayoría parlamentaria y primer ministro propio, situación en la que siguió cinco años más, tras su reelección. En 1993 volvió a tener que cohabitar, pero otra vez puso en acción esa mezcla de poderes constitucionales y muñeca. El resto de la historia quedó trunco, porque el tipo ya no daba más.
Saludos

Princesa Sukimuki said...

Gracias Criador! Hoy le hago leer esto a papá y me ahorro seguir peleando por este tema.

Estudiante crónica said...

ya gente mas informada dio argumentos muy inteligentes.
yo era una de las personas que no queria que Menem se presentara como candidato en el 99. Pero, y esta es la clave, Menem no se presento porque no le daba la relacion de fuerzas. Nada le impedia a Menem impulsar otra reforma de las constitucion en el 98, salvo que en el 97 habia perdido las elecciones legislativas con la Alianza/la UCR y no le iban a dar los votos en el congreso (creo que se necesitan 2/3 de los votos).
Supongo que en su momento analizo otro mecanismo (consulta popular no vinculante, para forzar al congreso a tratar el tema -la constitucion no se puede reformar por iniciativa popular) y tampoco le dieron los numeros. no es que Menem no se presento por amor a la alternancia, o por la indignacion de los "progres" como yo.
no puedo hablar sobre Venezuela porque no conozco el caso. Si a la mayoria de los venezolanos no les gusta Chavez, lo sacaran del cargo en las proximas elecciones o por el mecanismo que menciono CV (que en Argentina no existe). La eleccion fue pareja (55 a 45?) a la oposicion no le faltan tantos votos. sera cuestion de convencer gente.

Anonymous said...

Capitán Medibacha Opina:
Creo que sobre la posibilidad de la reelección hay un prejuicio extremadamente difundido según el cual perseguir la reelección implicaría totalitarismo o algún tipo de menoscabo a la democracia.- En los libros de la Historia Oficial de Mitre que se enseñaba en los colegios, en las repetitivas editoriales de La Nación y en el discurso inflamado del gorilismo que tomó el poder después del ´55, Rosas y Perón coincidieron en ser reelegidos ("se perpetuaron en el poder") y por ello eran claramente antidemocráticos.- De tanto repetirlo en los colegios y a mentes aún no críticas, la idea prendió y hoy cualquiera (Quintín) se permite asegurar con justa indignación que Chavez es un monarca antidemocrático porque logró que las reglas del juego político de su país permitan la reelección indefinida.- No veo fundamento alguno para semejante indignación y me parecen irrebatibles las argumentaciones del Criador mostrando lo rídiculo de levantar el dedo contra Chavez por establecer una regla que se aplica normal y pacíficamente en enormidad de países cuya democracia no se pone siquiera en duda.- En mi fuero interior, creo que el escándalo que arman contra la idea de la reelección proviene de una ideología claramente elitista y antipopular.- Las minorías que siempre armaron las reglas de juego político en nuestro países obviamente buscaron su propio beneficio y perpetuarse ellas en el poder.- Es un hecho que las fuerzas nacionales y populares que podían discutir y enfrentar el poder de esas minorías generalmente aparecían acaudilladas de modo personalista por algún lider muy difícil de reemplazar.- Entonces, así como Pinochet lo hizo en Chile cuando modificó la Constitución, se trata de establecer reglas que dificulten a esas fuerzas populares llegar al poder y si alguna vez lo logran, que hagan difícil que continúen en él.- Para ello es necesario que el lider no pueda ser reelegido y por eso se arma este bardo con la antidemocracia de la reelección.- Saludos
Capitan Medibacha

distressed abd said...

En ningun momento hable ni de monarca ni de dictador ni del Papa, no suelo cometer errores de estiramiento conceptual tan banales. Simplemente me parece que la comparacion entre presidentes y primer ministros no es suficiente para justificar la reeleccion indefinida de los primeros, por los motivos que aclare anteriormente. Tampoco me parece que los contrafacticos ayuden a echar luz en la comparacion. Creo que las justificaciones teoricas hay que buscarlas en otro lado (la mejora de accountability vertical con el afianzamiento de la electoral connection y la posibilidad de retrospective voting, por ejemplo). Coincido con ud. en que no tengo una posicion tomada sobre la desirability de las reelecciones indefinidas y la verdad I couldn’t care less about Chavez. Si me importa la politica comparada, soy una nerd, por eso me hacen ruido las comparaciones que me parecen mal hechas.

PS Quizas Estudiante lo pueda ayudar a tomar una decision sobre si la reeleccion indefinida es positiva o no, la respuesta es sencilla, si le dan los votos en el congreso y/o gana un referendum es deseable :)

Estudiante crónica said...

che, que lo mio no era un juicio de valor sobre la deseabilidad de la reeleccion indefinida, sino una clarificacion sobre la comparacion con Menem y la re-re.
in any case, ni que te den los votos en el congreso ni ganar un referendum es facil (como probo Cafiero cuando trato de reformar la constitucion de la prov de bs as para tener su propia reeleccion en ese bastion del clientelismo), y se supone que las dos cosas -escanios y referendum- reflejan la voluntad de los electores, que, como dice el criador, parecen ausentes en la caracterizacion de Chavez-como-protodictador que hacen algunos (no distressed ABD, I should note) (y que tambien hacian algunos durante la administracion Menem)

El criador de gorilas said...

Distressed, sé que vos no caes en esos vicios; sólo los marco para señalar el terreno común y la distancia con Quintín et alii. Al fin de cuentas, todo el post era para decir: Chávez no es un dictador.

(Hay una nota hoy de Natanson en Página/12 también marcando la imposibilidad de la comparación con países parlamentarios; I stand no convencido).

Maq said...

Más allá de mi escasa simpatía por Chávez, comparto el argumento del Criador en el sentido de que no da para calificarlo de monarca. Ahora bien, me parece que el chavismo es interesante para reflexionar sobre los límites de la democracia. Una de las virtudes de la democracia es que permite que las minorías de hoy sean las mayorías de mañana, pero eso es posible en la medida en que haya cierta flexibilidad en los alineamientos partidarios. Siempre va a haber incondicionales del gobierno (Kunkel) y gente que lo quiera sacar a cualquier precio (Pando), pero cuando hay una democracia estable la mayoría de la gente tiene una simpatía no excesiva por el gobierno, o le disgusta pero lo tolera. Eso permite que las medidas del gobierno de turno, o sus metidas de pata, tengan impacto en el sentido de sumar o restar apoyos, y permitir el surgimiento de nuevos liderazgos. Eso tb limita el problema de la "tiranía de la mayoría", porque no hay una sola mayoría, sino varias, que fluctúan. Pero cuando la sociedad se encuentra demasiado polarizada, los realineamientos se vuelven mucho menos frecuentes, y el resultado es que la mayoría tiende a ignorar los reclamos minoritarios, porque no tiene nada q ganar haciendo concesiones, en tanto que la minoría (que es una minoría muy grande, del orden del 40%) se siente explotada, porque siempre sale perdiendo. Y naturalmente se tenta con la idea de sacar al gobernante mayoritario por la fuerza, pero si lo hace después no puede llamar a elecciones, porque las pierde.

Ahora bien, estas situaciones son bastante infrecuentes (los casos q se me ocurren son el primer peronismo, el chavismo y, a juzgar por lo que dice The Economist, lo que está pasando en Tailandia). ¿Por qué? Mi impresión es que ello se debe a que en general los políticos no se toman la democracia todo lo en serio que podrían: se acepta formalmente el principio del gobierno mayoritario ilimitado, pero a la hora de tomar decisiones se cuidan de no cortar los puentes con las (grandes) minorías. La democracia se acepta como un juego donde se gana y se pierde, pero dentro de ciertos límites. Y eso no es ninguna “traición” a las grandes mayorías ni nada por el estilo, sino el saludable ejercicio de la ética de la responsabilidad.

PD: Criador, la mención de Fernando VII no es muy adecuada, no olvide que la revolución de mayo se hizo en nombre de él, para "resguardar" su poder mientras Napoleón lo mantuviera prisionero.

Pepolino said...

Leyendo todos los commentarios, creo que terminamos (cuando no) con la cuestion de la subjetividades. Ahi juegan, en los dos arcos, los progres iracundos contra la re-re del fujimenemato (Borrón), los republicanos indignados contra la re-re del moraleschavismo (Aguinis, Quintin), y en un tercer tiempo, muchos de nosotros que con los broken eggs por las simplificaciones de cada equipo, somos capaces de estar en contra no mas que para estar en contra. El criador, en mi humilde opinion, se equivoca cuando pretende poner "ceteris paribus todo lo demás", y concentrarse en una re-re abstracta de Chavez, yt asi si puede decir que es institucionalmente aceptable. "Si Venezuela fuera parlamentaria" seria lo mismo que con el presidencialismo, porque las relaciones de poder en Venezuela exceden toda regla. BTW, los textos que hablan bien de la reeleccion como "incentivo al buen gobierno", incluyen a la reeleccion presidencial indefinida en America Latina? O tienen en mente la reeleccion consecutiva en usa? Me parece que el libro politologico que encuentra incentivos y ventajas a la re-re indefinida latinoamericana, no se escreibio, creo que todos los argumentos que circulan son los de la "voluntad popular".

Pepolino

sl said...

Cada vez estoy más en desacuerdo con vos y tu pensamiento político, Criador, con todo el respeto que te tengo. saludos!

Marchante said...

Criador, le confieso que me reì en voz alta con el "sarasa"...

Anonymous said...

no es necesariamente cierto que un sistema de reelección indefinida concentre demasiado el poder en una persona. Sobre todo cuando en sistema de reelección simple como el nuestro el poder presidencial facilmente tiende a concentrarse. Ejemplos: Menem, Kirchner.

Anonymous said...

Estimado Criador,

Veo que el sarasismo no es fácil de vencer, más o menos como eliminar a las cucarachas. Digo, porque parece que hay gente que no entiende que en política las "metáforas" son peligrosas.

En cuanto al debate polítológico que me parece más que interesante en un punto coincido con estudiante "es la relación de fuerzas". Uno no marchaba hace unos años contra la re reelección del Carlos indignado por como vejaba a la pobre república sino básicamente para salir a vetarlo políticamente (ya que es más fácil ser primera minoría que mayoría y sobre todo para modificar la Constitución).

Y si la relación de fuerzas es diferente en Venezuela (la ideología tal vez también, aunque solo tal vez) pues que los venezolanos le den para adelante en esta experimentación de la democracia (MEC, pero en La Barbarie).

Más cuando el presidencialismo en su origen no es no releccionista (recordar que en los US la no re reelección es una enmienda relativamente reciente).

Atte,

Ignatius

rg said...

Criador, me parece que no es la manera de discutir, el tomar lo que alguien dice en su version mas literal y o extrema, en vez de pensar "que puedo aprender, si algo, de lo que ahi se dice." Y creo que el comentario esta destinado a llamar la atencion sobre los obvios riesgos propios de un mandato extenso, particularmente en latinoamerica (pero de ningun modo solo aqui), con la dificultad que existe para establecer controles sobre el poder. Tomar el argumento literalmente es no tomarlo en serio: simplemente, a veces se quiere extremar o poner lo que uno quiere decir en forma mas dura para llamar la atencion sobre lo que uno advierte, con toda razon, como un peligro. en fin, disentimos siempre che

Estudiante crónica said...

FDR: estadista o dictador? La reeleccion indefinida es peligrosa para la estabilidad de la democracia en los regimenes presidencialistas.
Discuss.

(BTW: no creo que Chavez se parezca ni ahi a FDR. Tampoco se parece a Thatcher, Mitterrand o Kohl. Pero, como distressed, I couldn't care less about Chavez)

Pepolino, sobre que los argumentos son en base a la "voluntad popular", a quien se le puede ocurrir discutir sobre la deseabilidad o indeseabilidad de determinada institucion en democracia en base a la "voluntad popular"?

Stovokor said...

Las democracias occidentales de hoy en día son “Republicas Democráticas”. Por lo ultimo hay “participación popular en el proceso político”. Por lo primero hay “autoridad contenida por la Constitución y las leyes”. Se teme que en diseños presidenciales con reelección indefinida lo que sufra sea el costado “republicano” de la formula.
Pueden existir republicas sin democracias como lo fue la Veneciana
Pueden existir democracias sin republica, y se clasifican como Cesarismos (Si, por ese muchacho popular, Cesar, que destruyo la Republica Romana, camino al Imperio)

El criador de gorilas said...

No sé, Rg, hay gente que le dedica mucho laburo a saber cómo se define "democracia" para que venga un Quintín y, bué, ya que es "para llamar la atención sobre algo", diga que fulano no es un gobernante democrático sino un monarca, total son casi lo mismo. Nunca me gusta el rol "alarmista", pero si aceptamos decirle "monarca" a cuanto gobernante democrático nos caiga antipático, aceptemos también que un grupo de iluminados venga a liberarnos de la opresión monárquica con los tanques, no? Porque la consecuencia lógica de aceptar la terminología quintinesca es aceptar que a Chávez se lo derroque por el medio que sea. Tal vez esté exagerando, pero cuando hablamos de "monarcas" y "dinastías" para referninos a gobernantes electos popularmente, me huele no sólo a desprecio paternalista por las preferencias de los demás (lo cual, en el caso de Quintín, doy por descontado) sino también a un velado llamado a terminar con la monarquía a como dé lugar.

rg said...

no che, estoy en desacuerdo. es como si te pones a discutir de cine y decis: "y a tarantino hay que impedirle filmar, es la muerte del cine" Seria ridiculo que el te criticara diciendo que no hay que censurar a nadie, ponele. La discusion es: que meritos tiene el cine de tarantino, por que si o no, que hacer si te disgusta tanto, por que te disgusta tanto. Siendo, como sos, un no especialista en cine, pero a la vez un tipo piola, informado, es lo que uno haria si te quiere tomar en serio. Creo que vos haces lo contrario a lo aconsejable, en este caso al menos, y mucho mas cuando pones la discusion en terminos (graciosos pero insultantes) de "sarasa." Queremos un mundo en donde vos puedas hablar de cine, porque te tomas el cine a pecho, y el de politica, porque lo mismo. No?

Andrés said...

Criador, no engrane que lo de RG es una broma.

Para alguna gente la cuestión es estética: te gusta Tarantino o no? Te gusta Chávez o no? No hacen diferencia entre análisis y gusto, entre conocimiento y opinión, entre convicción y responsabilidad, entre consecuencias de la acción y ludismo retórico. El opinador precedente justifica la afirmación "a Tarantino hay que impedirle filmar", pero lo acusa a usted de insultar por decir "sarasa".

Es una broma, necesariamente.

Porque si no lo es, es estúpido. Y nadie podría pensar tal cosa de semejante luminaria.

El criador de gorilas said...

El último párrafo del post es sobre ventajas y desventajas de la reelección indefinida, y creo que tiene algo del espíritu dialoguista que sugerís. Pero si empezamos diciendo que la posibilidad de reelección indefinida es algo monárquico, entonces lo de buscar "pros&cons" no tiene mucho sentido. Ahí ya no hay mucho para debatir, hay que salir a afilar la guillotina...

No sé, yo a los troskos no les dejaba pasar que Menem fuera lo mismo que a Videla. A los quintines (que son como los troskos pero del otro lado del espectro, y encima más viejos) tampoco se lo dejo pasar con Chávez...

el_bost said...

a los troskos no te quedaba otra que responderles, porque copaban la asamblea. en cambio, a uno que no pincha ni corta lo podes dejar hablando pavadas sin prestarle atencion.

aunque terminen diciendo lo mismo, una cosa es contestarle a morales sola y otra muy distinta a quintin.

Pepolino said...

Yo estoy de acuerdo con el objetivo mesurante del Criador, pero en desacuerdo con sus argumentos (no veo un corte tan tajante entre monarquia que acaba con la guillotina, y la re-re-re que acaba con la glasnot, mas alla de sus obvias diferencias esteticas). Tambien estoy de acuerdo con las observaciones de Quintin sobre la desmesura de Chavez (es así... no jodamos) pero estoy en desacuerdo con sus argumentos (no hay que tomar los fusiles).

Ergo, gargarellianamente: ¿Quintin = Criador?

Pepolino

Pepolino said...

RG, me ofendiste un poco con eso de comparar a politologos con "especialistas en cine". Me parece que nuestra ciencia es mas seria que Catalina de Teleshow.

Y mas seria que el derecho tambien, que caraj-!

Anonymous said...

Pepolino, no creo que la Ciencia Política sea más seria que la crítica de cine. Es más, pienso que no lo es. Ni más importante, pero la política es más importante que el cine y en ese sentido más seria (no por la seriedad de sus protagonistas sino por la seriedad de sus consecuencias).

Por eso sigo pensando en que en política lo que se dice (podríamos citar a Arendt, Habermas, y todos los filósofos de la acción performativa) es lo que se hace.

Si yo digo que voy a filmar una película pornográfica con Angelina Jolie, es una expresión de deseos. Si Chavez dice que le declara la guerra a Uribe... Venezuela y Colombia están en guerra.

Si digo que Chávez es un monarca, lo estoy deslegitimando y si Chávez no es un gobernante legítimo, vale derrocarlo.

Por eso las metáforas en la política están de más y por eso hay que saltarle a la yugular a la sarasa (aguante Criador).

Después, seriamente podemos discutir la conveniencia o no en general o en particular de la reelección indefinida en una democracia con un sistema presidencialista. Pero ya no hablamos ni de "democraticidad" ni de "legitimidad".

Atte,

Ignatius

rg said...

vamos por el ultimo parrafo entonces, criador, dialoguemos sobre lo que vale la pena. lo otro, realmente, me sorprende, es no poder distinguir una imagen aparecida en un comentario al pasar, destinada -legitimamente, agregaria- a mover un poco un avispero adormecido, y un juicio emitido en un congreso academico (que, en fin...). discutamos relajadamente, busquemos siempre lo mejor que el otro tiene para decirnos che. pero parece que seguis con el cuchillo bajo el poncho, esperando la falla para saltarle al cuello. ehhh, paremos

Anonymous said...

Paremos por qué? Hay que discutir solamente como a vos te gusta?

rg said...

hablando de relajarse en la discusion, y tomar estos intercambios mas ligeramente...

Nacho said...

Si no es en sus términos, el diálogo no vale. En realidad, el diálogo es para los otros. Porque ellos, los dialoguistas, deciden sobre qué se dialoga y con qué estilo. Grande Gargamel, el deliberacionista! Un aplauso para tu democracia.

rg said...

Pero si de esto se trata, justamente: de discutir. Y obvio que tiene sentido discutir aun sobre los terminos de la discusion. Cuando uno escribe sobre los cortes de ruta, o sobre el zapatazo a Bush, por caso, hace eso: dice algo sobre los modos que puede tener el debate, sus limites, sus alcances posibles. No veo cual es el problema, en fin

Nacho said...

"Creo que vos haces lo contrario a lo aconsejable, en este caso al menos, y mucho mas cuando pones la discusion en terminos (graciosos pero insultantes)": RG dixit.

A lo aconsejable por quien, papito? Anda a paternalizar al pato Lucas. Discutí con argumento contra argumento, y no diciéndole a los demás cómo tienen que discutir. Si alguien llama rey a un presidente electo, otro lo rebate con argumentos y a vos eso te da lo mismo que hablar de cine, todo bien: sos un tarado y punto. Pero si además pretendés dar clases de diálogo, ética y buenos modales, no sos un tarado: sos una manada de tarados.

Y vos, SL, que mirás? Con quién te identificás esta vez?

Anonymous said...

"La existencia de una norma semejante rige en los principales países de Europa: es por eso que Helmut Kohl pudo ser canciller de Alemania durante dieciséis años y si no continuó en el poder fue debido a un escándalo financiero que lo desacreditó ante la opinión pública de su país. Felipe González fue presidente del gobierno de España durante catorce años y Margaret Thatcher, primera ministra del Reino Unido por once años.

Si no continuaron en sus cargos fue porque perdieron el consenso popular, no porque hubiera una cláusula de “no reelección” que lo impidiera. Hay varios casos similares en Europa. Francia, sin ir más lejos, autoriza una reelección presidencial para un mandato de siete años cada uno. Todos los últimos presidentes de Francia duraron catorce años en el poder"

Atilio Boron, Pagina 12, 17/02/2009

Estoy desorientado. Coincide con Boron Criador?

El criador de gorilas said...

Mirando la fecha de publicación, en todo caso Borón coincide conmigo... Pero relajemos un poco la discusión, muchachos. No nos vamos a matar por Quintín...

distressed abd said...

Suerte que puso panios frios, Criador, estaba un poco agresivo esto.

Igual que lastima que ni Natanson ni yo lo convencimos. Pero le voy a dar una buena noticia, Boron (ahora lo voy a nombrar ya que develaron quien era el famoso politologo vernaculo) y Ud. si lograron convencerme. Tal es asi que empece un grupo en Facebook para pedir la reeleccion indefinida de Obama. La idea seria repeal la enmienda #22, y hasta pense la catchphrase: "si Kohl estuvo 16 anios en el poder en Alemania, Ho Chi Minh 20 anios en la Republica Democratica de Vietnam, Mitterrand 14 en Francia (deci que no era highlander, si no seguia en el poder hoy en dia), y cuantos anios hace que esta Grondona al frente de la AFA? Adoptemos las grandes innovaciones democraticas latinoamericas! OBAMA4EVER" Espero que tanto el famoso politologo vernaculo como ud. se me unan en la lucha. Tendria que meter algo de FDR ahora que el New Deal esta tan en vogue, total se igual :)

PS yo la nota de Boron la lei a fines de enero ... digo, para que no lo vaya a acusar de plagio.

el_bost said...

d adb, no te olvides de pedir la "rehabilitacion retroactiva?", asi vuelve Bill Clinton, porque Barack todavia tiene mucho que demostrar para alcanzarlo.

Bluedemon said...

Lo quiero ver a Borron usando los mismos argumentos cuando salga la re-re de Uribe...

El criador de gorilas said...

La verdad que si admitimos la reelección indefinida en algo clave como la presidencia de la AFA, podríamos permitirlo en cualquier otra institución...

PD: ¿qué tienen Kohl, Mitterand y Ho Chi Minh de latinoamericanos?

Maq said...

distressed, que tiene Ho Chi Minh de democratico? En todo caso, tenes que poner a la Thatcher y a De Gaulle (11 años c/u)

Anonymous said...

Che, creo que hay que bajar con los egos! Srta, nadie "develó tu enigma", todo el mundo está hablando de Borón en este post y no por tu brillante comentario!
Perdon por la falta de caballerosidad con una dama inteligente, pero en este debate todos se creyeron dueños de las verdades y los metodos, todos sentenciaron, nadie escucho.... Mal, muchach@s.

JM said...

Chávez será un sorete, pero un sorete electo. Sin embargo, para RG, llamarlo tirano es legítimo pero decir sarasa es un insulto.

No confundamos: un autoritario sin careta como Atilio Borón es impotente (y divertido), pero un autoritario camuflado de democrático como Roberto Gargarella es un peligro (y repulsivo).

distressed abd said...

Uy, pero cuantos problemas teorico/metodologicos que le encontraron a mi grupo, les parece entonces que no escriba un trabajo comparativo entre estos casos y trate de publicarlo en APSR? Gracias por hacermelo notar, este blog funciona muy bien como peer review.

Igual, Ho Chi Minh es ceteris paribus, como proponia el Criador! ;)

PS Anonimo, gracias por lo de inteligente; obvio que lo que escribi antes era tongue in cheek ... Mi ego no depende de la calidad de mis chimentos enigmaticos, no soy Jorge Rial.

Anonymous said...

Gracias por el agradecimiento.
Dispense mi ignorancia, pero que es "tongue in cheek"? lengua chica? Con mi ingles de instituto de barrio, mas o menos me las rebusque para leer algunas fotocopias para la facultad, pero Ud. me supera. Y si encima me lo publica en la APSR, con todas esas formulitas matematicas que no entiendo... a la pelota!!!

Pepolino said...

Estudiante cronica, acaso toda la literatura institucionalista no está al margen de la VG para proponer lo deseable o indeseable?

Gracias, Pepolino

Anonymous said...

quiere que le des un beso con lengua en la mejilla?

Gustavo Arballo said...

...

Gustavo Arballo said...

El Diego, en su momento, dijo: "La Iglesia se preocupa por los pobres, pero cuando yo fui al Vaticano las paredes estaban tapizadas de oro". O algo así.

A qué voy con esto. A que hay mil formas de explicar por qué lo de Diego es una burrada si lo tomás literalmente (es obvio que no se va a terminar la pobreza del mundo vendiendo el "oro" de las paredes del Vaticano, etc.) y sin embargo lo podés retomar a otro nivel, donde lo que dice Diego sí empieza a ser un problema.

Con Quintín lo mismo. Es una burrada que no podés tomar en serio, más vale que Chavez no es Fernando VII, que por cierto no hubiera tenido un alcalde opositor en Madrid.

Ahora, ojo: Chávez removió a los jueces de la Corte Suprema sin motivo, la Corte Interamericana le pidió que los reponga en su cargo y se hace el pavo, algo 100 % Fujimori. Eso no pasaba con Kohl, con Thatcher, etc. etc. Esta y mil anécdotas más, que son cualitativas, le permitirán sospechar a Q. que hay ahí una pulsión autoritaria, algo que no podés simplemente naturalizar con el argumento de que "todo gobernante quiere tener siempre más poder, en volumen y en duración".

Estudiante crónica said...

Pepolino:

No se si TODA la literatura institucionalista (de hecho, la idea atras de la accountability vertical es que la gente vota), pero en todo caso, ese no era mi argumento. mi punto era que, por mas atendibles que me parezcan las teorias institucionalistas, no pueden ser la unica forma de juzgar la deseabilidad o indesabilidad de la reeleccion indefinida. de ultima, si la voluntad popular no importa, hacemos el voto calificado, y ponemos a poder ciudadano a corregir los examenes de aptitud democratica.

Anonymous said...

Alguien puede citar algún caso, aquí o afuera, en que el segundo término de alguien haya sido mejor que el primero? La gente en el poder se gasta o se desconecta al cabo de cuatro o cinco años. Que siga el mismo partido con el mismo enfoque puede ser, la misma persona nunca funciona.

Anonymous said...

Lula.

Anonymous said...

FDR.

No, Fernando no: Franklin Delano.

PAC said...

Che... decir que Gargarella es autoritario es como decir que el Criador es hincha de Boca.
Más allá de eso (o, mejor dicho, a partir de eso), creo que a veces tenemos la tendencia a llevar las discusiones a un punto de no retorno, en el cual todo es blanco o negro. La intención original del Criador parecer ser que fue, precisamente, la de evitar caer en esa misma dualidad con relación a Chávez. Curiosamente, lo hizo de forma tal que acorraló a Quintín en una esquina, generando las condiciones para un nuevo Boca-River. Se armó así otra discusión en términos de blanco/negro. ¿Dice algo eso de nuestra forma de discutir o, incluso, de nuestra forma de vivir la política? PAra no divagar demasiado, sólo puedo decir esto sobre el tema principal: si el chavismo tiene un tufillo antidemocrático no es (o al menos no sólo) por la reelección indefinida. Como señaló Arballo más arriba, hay otras cosas que nos hacen dudar de Chávez. La reelección ¿es buena o mala institucionalmente hablando? Como soy un moderado que no se juega por nada, sólo voy a decir: es buena, ma non troppo. Admitamos la posibilidad de reelección, pero no aceptemos que sea indefinida. Creo que es (institucionalmente)saludable que el que está en el poder sepa que, en algún momento antes de su muerte, le va a tocar volver al llano. Criador, hacía mucho que no tenía novedades suyas, aprovecho para felicitarlo por el blog.

Anonymous said...

Leyendo lo publicado por Quintín, me sonó a algo que había leído recientemente, el mismo modus operandis, la misma nervadura intelectual y odiológica, froté la lámpara y eureka. El Sr. Mariano Grondona dice (quizá previamente consultando a Quintin o viceverza):
Opinión
¿El error de un pueblo?
Por Mariano Grondona
Especial para lanacion.com
Miércoles 18 de febrero de 2009

El pueblo venezolano le ha dado el "sí" a Hugo Chávez. Como consecuencia, el presidente venezolano podrá presentarse a una nueva reelección en 2012, cuando termine su actual mandato. Como el período presidencial en Venezuela es de siete años, esto quiere decir que en 2019, al finalizar el mandato de 2012-2019 que ya pretende, Chávez llegaría a los veinte años de poder, a los cuales querría sumar otra serie de siete años en 2019 y así sucesivamente hasta el día de su muerte. Con la votación del último domingo, en suma, el pueblo venezolano ha puesto a Chávez en camino hacia la presidencia vitalicia.

Al pueblo venezolano, ¿le conviene eso mismo que ha votado? ¿Le conviene a cualquier pueblo sujetarse a la biografía de un hombre? La historia prueba abrumadoramente que el poder vitalicio de un hombre trae consigo innumerables abusos. "El poder corrompe. El poder absoluto corrompe absolutamente". Esta famosa frase de lord Acton, más que una demostración de ingenio, es la reacción de un observador racional ante una realidad mil veces confirmada. Es para contrarrestarla, precisamente, que han nacido instituciones como la división de los poderes y la fijación de plazos a la ambición de los gobernantes.

En las repúblicas, el poder está contenido por las instituciones. Para todos los efectos prácticos, el domingo último Venezuela dejó de ser una república. Alguien podrá decir que, a cambio de esta mutilación institucional, Chávez le está dando al pueblo venezolano amplios beneficios económicos y sociales. ¿Pero ha reducido acaso en su patria el círculo agobiante de la pobreza? ¿Ha aprovechado con prudencia los ingentes recursos que le dio el petróleo, o los ha despilfarrado? Si Acton se levantara de su tumba, ¿no vería en Chávez una dolorosa confirmación de su famosa advertencia?

Pero la mayoría del pueblo venezolano votó a Chávez, es decir a un gobernante que, por lo visto, no le conviene. Los pueblos, ¿pueden entonces equivocarse? En ninguna parte está escrito que los pueblos sean infalibles. Un pueblo tan culto como el alemán votó alguna vez por Hitler. Si los hombres se equivocan, ¿por qué no pueden equivocarse también esos conjuntos humanos que son los pueblos?

La democracia no sostiene la "infalibilidad" sino la "soberanía" del pueblo. La democracia dice solamente que, con sus aciertos y sus errores, es el pueblo quien debe mandar. Pero el último domingo, ¿mandó realmente el pueblo venezolano o votó en cambio bajo la presión incontenible de un gobierno que utiliza todos los recursos públicos en su propio beneficio? Miles de venezolanos ya se están exiliando por temor a la represión chavista. Nuestra última pregunta, por ello, es inquietante: Venezuela, ¿es todavía una democracia o comienza a ser una dictadura?

Pochi Chávez said...

Y que tal si hablamos un poco también de las "pulsiones autoritarias" del anti-chavismo?

http://www.dailymotion.com/video/xuwia_la-revolucion-no-sera-televisada

pd: Criador, me quiere decir por qué el Pelado Ischia no me da continuidad?

el_bost said...

no tenias el pomulo fracturado?

Nacho said...

"Admitamos la posibilidad de reelección, pero no aceptemos que sea indefinida."

PAC, a mí la reelección presidencial indefinida me da en las pelotas. Me parece una cagada. Es una excepcionalidad que querría ver erradicada. Pero ésa es mi opinión, no la de otros. Y pretender que mi opinión se torne un criterio moral que califica como antidemocráticos a quienes no la comparten... es autoritario.

Pero Gargarella no es autoritario por esto: su prepotencia, paternalismo, desprecio y falta de respeto por quienes no comparten sus opiniones son crónicos. Si no estás de acuerdo, la próxima te posteo una selección de sus arrogancias más nauseabundas.

Pochi Chávez said...

Bost: cierto, el picapiedras Ahumada...

Anonymous said...

Lo de Arballo es buscarle la quinta pata al gato.

Tatcher dispuso medidas de espionaje
y represion ineditas contra los obreros del carbon, en huelga. Tambien, dispuso hundir el Belgrano violando el Derecho Internacional en forma flagrante.

Contra eso lo de Chavez es un chiste.

Y, encima le achaca "pulsiones autoritarias"!!!??? No me parece una categoria pertinente para el analisis politico ni juridico.

PAC said...

Nacho: mirá, te concedo que Gargarella a veces suena medio "paternalista" cuando escribe. Pero, insisto, creo que es injusto catalogarlo de autoritario, prepotente, etc.
Volviendo a Chávez, Anonymus: ¿tu argumento es que como, según vos, Thatcher era más autoritaria que Chávez, entonces no tenemos de qué quejarnos? ¿Por qué no podemos decir que los dos eran/son autoritarios, suponiendo que lo sean? Por otro lado, creo que la discusión planteada por el Criador pasaba por una cuestión institucional: por muy autoritario que sea Chávez, es el presidente elegido por los venezolanos en el marco de un régimen democrático. Ergo, no podemos sugerir sin más que es un monarca, dictador, tirano, etc. Y estoy de acuerdo. No votaría por Chávez, no me gusta la idea de que una persona esté 20 años en el poder, etc. Pero sería un error llamarlo "monarca" o cosa por el estilo, si lo que se pretende hacer es un análisis político relativamente refinado. Por supuesto,me parece, la cosa cambiaría si el contexto fuese otro.

Nacho said...

PAC, aprecio mucho tu mesura y concuerdo integralmente con tu último comentario.

Pepolino said...

Estudiante cronica, tu mencion de poder ciudadano fue genial. Algun dia habria que hablar un poco de esa "ONG". Muchos no quieren criticarla porque tiene un halo de santidad, o porque hay/hubo gente relativamente piola adentro con la que no se quieren pelear. A mi me parece funesta, sobre todo ultimamente.

Sobre lo otro, yo podria compartir tu punto. Pero mi comentario original se referia al criador, porque el ponderó la reeleccion indefinida desde una perspectiva institucionalista, diciendo que sirve de incentivo al buen gobernante, y la verdad es que eso no esta en ninguna parte de la literatura.

Pepolino

PAC said...

Nacho: hablando se entiende la gente.

gearoid said...

No coincido con la reelección indefinida ni con la idea de perpetuarse en el poder. Venga de quien venga.
Me gusta Chavez, pero si el objetivo era reforzar en serio la revolución en Venezuela, hubiera harto sido preferible fomentar cuadros partidarios y el surgimiento de otros líderes de su espacio, antes que personalizar todo cada vez más en él, como hizo en estos 10 años, peleándose con todo aquel que se destacara de su lado. El buscar la perpetuación de una persona, y no de un proceso, inevitablemente lleva a que se termine rodeado de adulones y chupamedias acríticos. La historia está llena de ejemplos de procesos de cambios con ese tipo de liderazgos, que terminaron abruptamente con una derrota electoral, o tras la inevitable falta/ incapacidad del líder.

camila said...

Me parece correscto establecer la diferencia entre un sistema presidencial y una monarquia, ahora luego se cae en el mismo error al mencionar a los primer ministros que duraron tantos años en sus cargos ya que tambien como la monarquia es un sistema diferente al sistema presidencial, en el cual el que gobierna es jefe de Estado y de Gobierno y es electo en forma directa, mientras que en los sis. parlamentarios hay un jefe de Estado y un Jefe de Gobierno o primer ministro que se elige en forma indirecta. Cuantos sistemas presidenciales ademas de Venezuela tienen reelección indefinida?

camila said...

Ah y tambien estaria bueno si citas la literatura que habla a favor de la reeleccion indefinida asi la leo, por que la verdad nunca lei nada al respecto

Anonymous said...

http://alainet.org/active/29119

Nacho said...

(aclaro que no soy el mismo Nacho que comentó antes)

Muy bueno el post, éste es el Criador que le gusta a la gente! (a diferencia del pro-israelí :P)

Muy buena la respuesta de un comentador a la idea de que Maggie Thatcher fue democrática y Chávez no, también. Hay un prejuicio elitista en todo ese tipo de observaciones que me parece notable. Si el gobernador es bien educado y del primer mundo, es democrático y nos olvidamos de cualquier atrocidad que haya apoyado; si es gritón y populista, nos espantamos ante el autoritarismo. Conclusión: para parecer democrático se puede matar, pero eso sí, dando las órdenes educadamente.

Papa Oso said...

Una de las virtudes de este blog es la utilizacion del sentido comun y el conocimiento de los temas con sencillez y solvencia. No permitiendo el uso de "metaforas" que vacien de contenido, en este caso, las palabras democracia y monarquia,en referencia a Venezuela y Argentina. Apoyo este intento de salubridad de devolver a las palabras el contenido adecuado que permitan diferenciar a una de la otra. No es lo mismo una democracia que una monarquia. Si les parece les dejo un texto de Eduardo Galeano, escrito hace un tiempo,en Pagina 12, sobre Venezuela y su presidente. Los felicito.

"Extraño dictador este Hugo Chávez. Masoquista y suicida: creó una Constitución que permite que el pueblo lo eche, y se arriesgó a que eso ocurriera en un referéndum revocatorio que Venezuela ha realizado por primera vez en la historia universal.
No hubo castigo. Y esta resultó ser la octava elección que Chávez ha ganado en cinco años, con una transparencia que ya hubiera querido Bush para un día de fiesta.
Obediente a su propia Constitución, Chávez aceptó el referéndum, promovido por la oposición, y puso su cargo a disposición de la gente: “Decidan ustedes”.
Hasta ahora, los presidentes interrumpían su gestión solamente por defunción, cuartelazo, pueblada o decisión parlamentaria. El referéndum ha inaugurado una forma inédita de democracia directa. Un acontecimiento extraordinario:
Cuántos presidentes, de cualquier país del mundo, se animarían a hacerlo?
Y cuántos seguirían siendo presidentes después de hacerlo?
Este tirano inventado por los grandes medios de comunicación, este temible demonio, acaba de dar una tremenda inyección de vitaminas a la democracia, que en América Latina, y no sólo en América Latina, anda enclenque y precisada de energía.
Un mes antes, Carlos Andrés Pérez, angelito de Dios, demócrata adorado por los grandes medios de comunicación, anunció un golpe de Estado a los cuatro vientos. Lisa y llanamente afirmó que “la vía violenta” era la única posible en Venezuela, y despreció el referéndum “porque no forma parte de la idiosincrasia latinoamericana”. La idiosincrasia latinoamericana, o sea, nuestra preciosa herencia: el pueblo sordomudo.
Hasta hace pocos años, los venezolanos se iban a la playa cuando había elecciones. El voto no era, ni es, obligatorio. Pero el país ha pasado de la apatía total al total entusiasmo. El torrente de electores, colas enormes esperando al sol, a pie firme, durante horas y horas, desbordó todas las estructuras previstas para la votación. El aluvión democrático hizo también dificultosa la aplicación de la prevista tecnología último modelo para evitar los fraudes, en este país donde los muertos tienen la mala costumbre de votar y donde algunos vivos votan varias veces en cada elección, quizá por culpa del mal de Parkinson.
“¡Aquí no hay libertad de expresión!”, claman con absoluta libertad de expresión las pantallas de televisión, las ondas de las radios y las páginas de los diarios.
Chávez no ha cerrado ni una sola de las bocas que cotidianamente escupen insultos y mentiras. Impunemente ocurre la guerra química destinada a envenenar a la opinión pública. El único canal de televisión clausurado en Venezuela, el canal 8, no fue víctima de Chávez sino de quienes usurparon su presidencia, por un par de días, en el fugaz golpe de Estado de abril del año 2002.
Y cuando Chávez volvió de la prisión, y recuperó la presidencia en andas de una inmensa multitud, los grandes medios venezolanos no se enteraron de la novedad. La televisión privada estuvo todo el día pasando películas de Tom y Jerry.
Esa televisión ejemplar mereció el premio que el rey de España otorga al mejor periodismo. El rey recompensó una filmación de esos días turbulentos de abril. La filmación era una estafa. Mostraba a los salvajes chavistas disparando contra una inocente manifestación de opositores desarmados. La manifestación no existía, según se ha demostrado con pruebas irrefutables, pero se ve que este detalle no tenía importancia, porque el premio no fue retirado.
Hasta ayercito nomás, en la Venezuela saudí, paraíso petrolero, el censo reconocía oficialmente un millón y medio de analfabetos, y había cinco millones de venezolanos indocumentados y sin derechos cívicos.
Esos y otros muchos invisibles no están dispuestos a regresar a Nadalandia, que es el país donde habitan los nadies. Ellos han conquistado su país, que tan ajeno era: este referéndum ha probado, una vez más, que allí se quedan"

Papa Oso said...

Una de las virtudes de este blog es la utilizacion del sentido comun y el conocimiento de los temas con sencillez y solvencia. No permitiendo el uso de "metaforas" que vacien de contenido, en este caso, las palabras democracia y monarquia,en referencia a Venezuela y Argentina. Apoyo este intento de salubridad de devolver a las palabras el contenido adecuado que permitan diferenciar a una de la otra. No es lo mismo una democracia que una monarquia. Si les parece les dejo un texto de Eduardo Galeano, escrito hace un tiempo,en Pagina 12, sobre Venezuela y su presidente. Los felicito.

"Extraño dictador este Hugo Chávez. Masoquista y suicida: creó una Constitución que permite que el pueblo lo eche, y se arriesgó a que eso ocurriera en un referéndum revocatorio que Venezuela ha realizado por primera vez en la historia universal.
No hubo castigo. Y esta resultó ser la octava elección que Chávez ha ganado en cinco años, con una transparencia que ya hubiera querido Bush para un día de fiesta.
Obediente a su propia Constitución, Chávez aceptó el referéndum, promovido por la oposición, y puso su cargo a disposición de la gente: “Decidan ustedes”.
Hasta ahora, los presidentes interrumpían su gestión solamente por defunción, cuartelazo, pueblada o decisión parlamentaria. El referéndum ha inaugurado una forma inédita de democracia directa. Un acontecimiento extraordinario:
Cuántos presidentes, de cualquier país del mundo, se animarían a hacerlo?
Y cuántos seguirían siendo presidentes después de hacerlo?
Este tirano inventado por los grandes medios de comunicación, este temible demonio, acaba de dar una tremenda inyección de vitaminas a la democracia, que en América Latina, y no sólo en América Latina, anda enclenque y precisada de energía.
Un mes antes, Carlos Andrés Pérez, angelito de Dios, demócrata adorado por los grandes medios de comunicación, anunció un golpe de Estado a los cuatro vientos. Lisa y llanamente afirmó que “la vía violenta” era la única posible en Venezuela, y despreció el referéndum “porque no forma parte de la idiosincrasia latinoamericana”. La idiosincrasia latinoamericana, o sea, nuestra preciosa herencia: el pueblo sordomudo.
Hasta hace pocos años, los venezolanos se iban a la playa cuando había elecciones. El voto no era, ni es, obligatorio. Pero el país ha pasado de la apatía total al total entusiasmo. El torrente de electores, colas enormes esperando al sol, a pie firme, durante horas y horas, desbordó todas las estructuras previstas para la votación. El aluvión democrático hizo también dificultosa la aplicación de la prevista tecnología último modelo para evitar los fraudes, en este país donde los muertos tienen la mala costumbre de votar y donde algunos vivos votan varias veces en cada elección, quizá por culpa del mal de Parkinson.
“¡Aquí no hay libertad de expresión!”, claman con absoluta libertad de expresión las pantallas de televisión, las ondas de las radios y las páginas de los diarios.
Chávez no ha cerrado ni una sola de las bocas que cotidianamente escupen insultos y mentiras. Impunemente ocurre la guerra química destinada a envenenar a la opinión pública. El único canal de televisión clausurado en Venezuela, el canal 8, no fue víctima de Chávez sino de quienes usurparon su presidencia, por un par de días, en el fugaz golpe de Estado de abril del año 2002.
Y cuando Chávez volvió de la prisión, y recuperó la presidencia en andas de una inmensa multitud, los grandes medios venezolanos no se enteraron de la novedad. La televisión privada estuvo todo el día pasando películas de Tom y Jerry.
Esa televisión ejemplar mereció el premio que el rey de España otorga al mejor periodismo. El rey recompensó una filmación de esos días turbulentos de abril. La filmación era una estafa. Mostraba a los salvajes chavistas disparando contra una inocente manifestación de opositores desarmados. La manifestación no existía, según se ha demostrado con pruebas irrefutables, pero se ve que este detalle no tenía importancia, porque el premio no fue retirado.
Hasta ayercito nomás, en la Venezuela saudí, paraíso petrolero, el censo reconocía oficialmente un millón y medio de analfabetos, y había cinco millones de venezolanos indocumentados y sin derechos cívicos.
Esos y otros muchos invisibles no están dispuestos a regresar a Nadalandia, que es el país donde habitan los nadies. Ellos han conquistado su país, que tan ajeno era: este referéndum ha probado, una vez más, que allí se quedan"

Pepolino said...

Reitero mi humilde pedido, que tambien fue hecho por Camila: donde esta la literatura que pondera la reeleccion indefinida desde una perspectiva institucionalista, diciendo que sirve de incentivo al buen gobernante? Criador, este gambeteo a una pregunta politologica y clave es inedito en vos. Que pasa?
Estas de vacaciones?

Anonymous said...

leete barro, ferejohn, y todos los modelos de accountability electoral en Przeworski, Manin y Stokes. y no hinches mas los huevos pidiendo literatura

El criador de gorilas said...

Estoy de vacaciones del blog, diría... No sé si llamarla "pregunta politologica y clave", pero como dice el anónimo posterior, básicamente el libro de Przeworski, Manin & Stokes, creo que Persson y Tabellini, y todos los que siguen esos modelos de control retrospectivo suponen lo mismo. Aunque rent-seeking y corrupción no sean lo mismo, hay unos que incluso dicen que la prohibición de reelección en elecciones gubernatoriales estadounidenses aumenta la corrupción (http://www.bsos.umd.edu/umccc/alt.pdf).

No digo ni que tengan razón, ni que esas conclusiones pueda "viajar" fácilmente a realidades distintas. Sólo digo que ante el simplismo boludo de hablar de "monarquía"...

El criador de gorilas said...

Bien por los politólogos anónimos:

"A partir de la enmienda promovida por Hugo Chávez, el debate se renovó en círculos políticos, académicos y entrometidos. El blog argentino El Criador de Gorilas albergó uno de los intercambios más elevados sobre el tema, que incluyó a juristas de renombre y politólogos anónimos...".

http://www.eleconomista.com.ar/punto_de_vista_02.php

Pepolino said...

Anonymous 6:24 am, cancherito y paspado, ninguno de esos autores habla de reeleccion presidencial indefinida ni del caso latinoamericano, asi que baja el tonito que las reelecciones no son todas iguales. No se responde la pregunta aún.
Por lo menos, salgo en la prensa.
Pepolino

Pepolino said...

Y el capo de Andres malamud, uno de los poquisimos politologos argentos que para mi siempre da en el clavo, tampoco distingue claramente entre reeleccion presidencial indefinida en Latinoamerica, y reelecciones en general. Mismo error. Che, me parece que este tema nos descoloca a todos.

CV said...

¿Cuál es el error? ¿Por qué habría que distinguir a "Latinoamérica" del resto?

Si fuera factible la comparación (de lo cual no estoy muy seguro) pueden tener reelección ilimitada Inglaterra, Alemania, Canadá o España, pero no "Latinoamérica"?

¿No será un prejuicio?

Moi said...

Comentario al margen total de esta polemica tan nutritiva.
Cómo olvidar las clases de Malamud?

Anonymous said...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)