Monday, September 22, 2008

No escucho y sigo... hablando huevadas

Éste no es un blog de temas legales, pero la estrategia de defensa de Callejeros (o al menos de uno de sus miembros) parece imposible de ser sostenida. Los tipos siguen diciendo que "habíamos pedido que no se tirara pirotecnia", cuando hay multitud de datos que muestran que los tipos incentivaban el uso de pirotecnia. En una bochornosa nota grabada antes del recital pero que iba a salir al aire después, Juan Di Natale -uno que suele pontificar muy tranquilo sobre todos los temas, incluido éste- les pregunta ¿mucha fiesta, mucha bengala?, y el cantante del grupo contesta que hubo muchísima bengala, fueron la frutilla de la fiesta. Que seas una rata, vaya y pase; pero que en tres años sólo se te ocurra insistir con un argumento de defensa inverosímil, no da. Igual el argumento alternativo, sostenido por León Gieco, no parece mucho mejor. Éste dice algo así como que, bueno, son una banda de rock, son unos colgados, aguante el rock&roll, no pensaron que esto podía pasar, había muchas bandas que hacían lo mismo. Ni un Jackie Chiles recurriría a esta boludez...

PD: el próximo post vuelve a nuestras temáticas habituales.

23 comments:

Anonymous said...

Perdon pero... ¿Un reportaje anterior al hecho donde se habla como si el hecho ya hubiera sucedido?
Entendi bien? Grabaron un reportaje hablando de lo que iba a pasar como si ya hubiera sucedido?
Como para pedirle al indec que no mienta despues...

Aureliano Buendía said...

Y no, la verdad que no da.

Ulrich said...

La rock&pop sacó también a relucir, unas semanas después, un flyer o gacetilla de prensa donde se anunciaban como "la banda más pirotécnica del conurbano". Pero para Fontanet y los otros estúpidos que siguieron su estrategia legal la culpa es de Chabán, de Ibarra, de la corrupción, mía, tuya y de nadie. Y la justicia es joda, como para hacer morisquetas mientras se leía la acusación por las 198 muertes.

Rodrigo said...

Como argumento exculpatorio, el de Gieco, es pobre. Pero probablemente sea sincero. Creo que no tenían mucha conciencia de lo que estaban alentando. Por supuesto, eso no equivale a no ser responsable.

En cuanto a las responsabilidades de Chabán e Ibarra, me parece bastante claro que son de otra naturaleza.
Que Callejeros aliente el uso de bengala no quiere decir que sea responsable de que no haya salida de emergencia o de que no funcionasen los mecanismos de control de la administración municipal. Son todas responsabilidades diferentes.

pablo said...

Al primer anónimo (8:42 PM): Callejeros venía dando una serie de conciertos en Cromañón por esos días, y el de la tragedia fue el segundo o el tercero. El reportaje, inferimos, se hizo antes del concierto del 30 de diciembre y las respuestas referían a uno anterior de la misma serie. Qué sé yo, ponele.
Marche el equivalente a una Ley de Godwin para todo aquel que nombre al Indec cuando no se está hablando de índices, estadísticas oficiales o afines.

MP said...

Gieco tiende a estas solidaridades sin demasiada razonabilidad. Estos pibes son indefendibles. En el primer reprotaje, dado a Radio 10, "cara de roca" Fontanet dijo que ¡era alérgico a las bengalas!. Todos los fans saben desde siempre que el ritual de la banda era con bengalas e incluso la mañana siguiente al desastre, Ari Paluch estaba pidiendo a cualquiera que le hubiera quedado en la compu la cookie del banner en que se invitaba a la gente a ir con pirotecnia al recital y que había desaparecido velozmente, que lo mandara por mail.
Por mí, que se pudran adentro.
Y creo, además, que no pudo haber habido consigna más negativa que esa "a los pibes no los mató el rock, los mató la corrupción" porque exculpaba a estos criminales y se enfocaba en el tema monetario, tema que es muy propio de algunos "padres".

Gustavo Arballo said...
This comment has been removed by the author.
Gustavo Arballo said...

Anonimo de las 8:42: entendió bien.

Callejeros hizo una serie de varios recitales de la cual ese iba a ser el último. Di Natale grabó con el pibe esa siesta una nota que iban a pasar la semana posterior, en la que ambos se referían a toda la serie y a lo espectacular que habían estado las bengalas de la última noche. Esta nota fue divulgada por un empleado infiel de Rock & Pop y se pasó en varios lados. No sé si estará como prueba en el juicio.

De todas formas, la estrategia que parece idiota tiene un sentido. Los abogados apuntarán -en sbusidio y como second best de una absolución que no pueden conseguir- a que el Tribunal reconozca que no hubo "dolo" (que no lo hiceron "a propósito"). Esto no significa que sí haya responsabilidad de ellos, pero a título de simple "culpa" (negligencia, irresponsabilidad o cabezatermismo).

La diferencia es esta: si es estrago doloso -el delito por el que los imputan- la pena es de ocho a veinte años. Si es culposo, la pena es de cinco años máximo.

Mi pronóstico, para todos (Callejeros, Chabán, etc.): estrago culposo de acá a la China. Es culpa, nítida, grave, pero no da dolo.

Anonymous said...

A Pablo: Esa nota fue una truchada armada por Di Natale que se conocio gracias a un empleado infiel (cosa que a esos muchachos no les cuesta nada recolectar porque son unos garcas).
Antes de usar la ley de Godwin como amuleto exculpatorio persignate tres veces.

Ethel said...

¿Pudieron ver a Chabán con Majul o Nelson Castro intentando exculparse del asunto de las bengalas acusando que nadie previo a la tragedia hubiera podido imaginar que acontecería un incendio? A esos fines, dijo: "Blumberg convocó miles de personas a sus marchas pidiendo lleven una vela y nadie le dijo nada".

El criador de gorilas said...

Gustavo, obviamente confío en tu opinión jurídica. Pero repetir algo claramente insostenible, ¿no daña todo tu argumento? Si los tipos concedieran que alentaban el uso de los bengalas, pero que de ninguna forma veían allí un riesgo (y por eso llevaban a familiares a sus recitales), estimo que eso cabe en la definición de "culposo". En cambio, sostener que no alentaban el uso de bengalas, cuando todo indica que sí, te impide usar la segunda parte del argumento. Si tu argumento es que no incitabas a las bengalas, y se prueba que sí, estás al horno. Ya no podés decir que no pensabas que las bengalas fueran riesgosas, porque de hecho dijiste que no propiciabas las bengalas.

Seguramente lo esté entendiendo mal, pero cuando leo esa declaración pienso que es como ir por una absolución cuando es imposible que te la den (ningún juez en su sano juicio se animaría a eso), arriesgándote a que te den la condena mayor. Hay que minimizar el riesgo.

Gustavo Arballo said...

Criador, las palabras mágicas son "en subsidio".

En un juicio el defensor juega con dos barajas.

Entonces, no hay riesgo en proponer la absolución si, al mismo tiempo, en el alegato final desarrollás "en subsidio" el plan B, argumentando que de considerarselo culpable, sea a título de culpa.

-- Los fiscales también pueden jugar con dos barajas, cosa que algunos discuten. A Carrascosa Molina Pico lo imputó por homicidio por una serie de indicios, que no dieron para eso; en subsidio planteó que en virtud de esa misma prueba se lo condenara como encubridor (algo incompatible con lo anterior, porque nadie puede ser encubridor de su propio crimen) y así salió la sentencia de 1ra instancia.

El Isáurico said...

El pibe (guitarrista a sueldo, 700 pe por show) no solo dijo eso, dijo que las salidas de emergencia siempre estuvieron abiertas, que vio a Chabán advirtiendo a dios y medio mundo que no prendieran bengalas y que luego, acontecido el desastre, también lo vió desesperado tratando de abrir el infausto portón -entrada alternativa- con candado que muchos murieron golpeando.
La verdad, si la estrategia de Callejeros era pintar a Chabán como responsable máximo, el letrado que sentó a este pibe a declarar debe llamarse Lionel Hutz.
Coincidiría con el pronnóstico de Arballo si no fuera porque intuyo que la vocación de buscar un chivo expiatorio va a pesar fuerte y que probablemente por eso Omar Chabán se coma un terrible garrón.

guille said...

el pibe que declaro tiene un abogado ,el resto del grupo otro.
la estrategia del guitarrista es ponerse como empleado ,sin responsabilidades en nada organizativo ,no me parece mala la defensa.por eso declara.

El Isáurico said...

Guille, si ese es el caso, entonces el abogado del pibe ciertamente no es Lionel Hutz.
¿Lo seguirán invitando a zapear los restantes Callejeros?

El Profe said...

Pablo,

te banco con el corolario argentino para la Ley de Godwin.
Estoy podrido de las alegorías, metáforas y símiles con el Indec (que siempre pasa a ser el IndeK, como si a esta altura agregarle la K fuera una genialidad).

pd: Gorilones, no dije que el IndeK estuviera bien, ¿eh? Tampoco defendí al gobierno. Expresé mis preferencias estéticas, nomás. Bájense de la moto.

pablo said...

Gracias, El Profe.

Sigo sin entender qué tiene que ver el Indec con Callejeros y ese reportaje de Juan Di Natale. Qué sé yo, el chango lo contestó antes porque lo que tenía para decir ya lo sabía (favor de recordar que venía de una serie de conciertos) y porque suponía que no se le iba a incendiar el galpón.
Lo único que prueba es que alentaban el uso de bengalas. Y que parece que a Juan Di Natale le cabe hacer reportaje preguntando por cosas que todavía no pasaron.
¿es eso un agravante, dotor arballo?

Anonymous said...

Que alentaban el uso de bengalas no hay dudas. Pero tampoco debería haber dudas de que todo eso era parte de cierta práctica cultural, irresponsable, estúpida, sí. Pero práctica al fin. La moralina que apareció después por parte de algunas bandas suena a chiste. Había bengalas en todos lados y nadie, ni el público, ni los padres, ni las bandas, se representaba el peligro que implicaban. Yo fui a recitales donde me quemaron la cabeza con bengalas e iba a bailar a lugares que eran trampas mortales.

Es culpa, sin dudas. Pero no dolo.
Victoria

Anonymous said...

Victoria: cualquier persona puede representarse el peligro de encender una bengala en un lugar cerrado. Pero alcanzaba nomás con saber leer las advertencias de uso impresas en el cilindro exterior.

Es decir, la "práctica" era ilegal, potencialmente criminal. Hubo antecedentes a patadas, desde el fuego desatado el día anterior cuando tocó La 25, hasta el bengalazo en el cuello que mató un hincha de River en los 80, por el que Spinetta compuso "La bengala perdida".

Hablar de "la práctica" y de "moralina" implica naturalizar el desatino autodestructivo, implica no haber aprendido nada.

Anonymous said...

Último anónimo: Hemos aprendido, sin dudas. Eso no lo cuestiono, que quede claro. Hoy puedo hablar de lo que pasó porque pasó y hablo de práctica con el conocimiento a cuestas. Condenar sin tener en cuenta cómo venía la mano es fácil, sobretodo porque las 194 personas ya se murieron y así todos criticamos.

Lamentablemente era una práctica. Y sí, hubo antecedentes. Yo me tendría que haber representado que el lugar donde hice mi fiesta de egresados, por ser un subsuelo, era una trampa mortal. Pero lo sé hoy, después de la tragedia. Ese día (el de la fiesta) a nadie se le ocurrió decir nada y menos cancelar.

Fue irreponsable, fue estúpido, pero no fue a propósito ni sabiendo que la gente se podía morir. Para mí, al menos, de parte de Callejeros así fue. Cuando hablo de "moralina" me refiero a las bandas que salieron con el dedo acusador, como la Bersuit, claramente. Tal vez la palabra más adecuada hubiera sido hipocresía...
Victoria

Anonymous said...

Victoria: entiendo tu posición, por ahí la palabra que le cabe a alguno en el caso que describís sea "oportunismo".

Ahora bien, con respecto a la banda, sus seguidores y defensores del uso de bengalas. Uno esperaría que luego de semejante cantidad de desgracia, el supuesto aprendizaje se manifestara en un discurso diferente. Nadie discute que haya sido "apropósito", sino el grado de responsabilidad de los actores.

Y acá es donde siento que no se aprendió nada. No se escucha decir "siento una enorme carga de responsabilidad por tantas muertes entre gente que nosotros convocamos y no supimos cuidar" o "se nos fue de la mano el descontrol y nuestros hermanos lo pagaron con la muerte", por ejemplo. El discurso es otro: "yo solamente soy un pibe/a/músico, yo de ésto no se nada, del tema se encarga otro, la culpa la tiene la corrupción/el gobierno/otro".

En cualquier actividad profesional, las responsabilidades están delimitadas por ley... o tal vez debería decir "ilimitadas". Los médicos viven con la mala praxis a cuestas, arquitectos o ingenieros son responsables por errores u omisiones de terceros en sus obras, los colegios tienen que asegurar a los pibes hasta para salir al recreo, etc. No existe una realidad paralela que exima de responsabilidades a músicos profesionales u organizadores de espectáculos.

Anonymous said...

Comparto los argumentos vertidos por Gustavo en su Post donde señala que es estrago culposo y no doloso.

Y encantandome la banda debería decir que los tienen que absolver, pero la camiseta de estudiante de derecho me tira más fuerte; y siempre sostuve que era estrago doloso.

En cuanto a Callejeros, invito a que escuchen el recital de Obras, donde entre tema y tema el Pato dice que por favor aflojen con las bengalas, que ahi en obras por tema de seguridad no se pueden entrar... Que por favor porque se ahogaban... Y esas cosas ya habian pasado en recitales anteriores, el Pato es asmatico y lo hacia mierda el humo.


Por otra parte, es increible la hipocresia de algunos, como el pelado de bersuit que dijo que en sus recitales NO habia bengalas....

Basta mirar el video del Tema "Perro, Amor, Explota" donde baila tango una pareja en el medio del escenario y se ven las bengalas.....

Lo mismo para otras bandas.....

Fernando Cassia said...

Totalmente de acuerdo criador!!. Estos descerebrados son tan culpables como Chabán.

Me acuerdo que la revista Barcelona con la acidez de siempre titulo:

"Hablan los pibes que lanzaron las bengalas: Ibarra y Chabán la tienen que pagar!".

FC