Saturday, April 05, 2008

Leyes al pedo

Un típico indicador que le gusta a La Nación (y ahora también al diario de Lanata) sobre el desempeño de los legisladores es cuántos proyectos de ley presentan: simplemente, más es mejor. Por lo tanto, un país repleto de buenos legisladores tendría muchas más leyes, o al menos muchos más proyectos de ley. No está clara cuál sería la utilidad de eso para la gente, ni cómo se aprobarían los proyectos si todos los legisladores fueran insistenes redactores en lugar de deal-makers, pero el consenso es que más proyectos indica "más trabajo", sea del legislador o de sus asesores. Este proyecto de la Diputada Sesma (socialista cordobesa, si esa combinación resulta posible) parece bastante al pedo: propone sancionar el pase de un bloque a otro (que, en una mala copia del español del España, los medios han empezado a llamar "transfuguismo") excepto que "se demuestre que su conducta responde al incumplimiento de la plataforma electoral por parte del partido político, alianza o frente electoral por la que fue electo". A lo que el Criador se pregunta: ¿acaso las plataformas definen los conceptos que utilizan, presentan indicadores de cumplimiento, etc., como para permitir que un juez haga ese tipo de evaluación? No, toda plataforma es general, ambigua, imprecisa. Los partidos tratan de apelar a electorados diversos, heterogéneos, plurales, y por eso intentan que sus palabras signifiquen cosas distintas para electores distintos. Pero, también, cuando las plataformas son fruto de una discusión/negociación interna, los partidos deben construir un texto aceptable para distintos grupos a su interior. Una plataforma no es un paper. A su vez, ¿cuánto de incumplimiento debería tener una plataforma para ser posible cambiarse de bloque? ¿Se requiere 100% de cumplimiento? Si ése es el caso, abandonemos la democracia representativa y exijamos el mandato imperativo de la "democracia de los antiguos", porque significa que los gobiernos pueden comprometerse de antemano a cumplir ciertas ideas, sin necesidad de hacer compromisos/concesiones y sin posibilidad de descubrir que esas ideas son inadecuadas. Por lo tanto, es absurdo suponer que un juez pueda evaluar un eventual "incumplimiento de la plataforma electoral" como si fuera un contrato jurídico. Los que evalúan el cumplimiento de las plataformas (o, más aún: su éxito) son los votantes, a la hora de volver a votar (o, previamente, en encuestas, manifestaciones, huelgas, llamados a Magdalena Ruiz Guiñazú, etc.) y no la justicia. Sabemos que algunos proponen más activismo judicial en la política, aunque lo hemos discutido extensamente y seguimos renuentes.

La otra parte del proyecto no sólo nos parece al pedo; nos parece directamente mal: dificulta/impide a los legisladores pasar a ocupar cargos en el Ejecutivo. Y lo cierto es que los líderes partidarios, y sus figuras más conocidas, son generalmente quienes ocupan cargos de gobierno. Esos tipos, al finalizar el gobierno, suelen encabezar las listas oficialistas, por las razones antes mencionadas y también como un reaseguro en caso de que el gobierno no reelija. En un parlamentarismo la cosa resulta más simple porque los tipos naturalmente cumplen la doble misión, electoral y gubernamental; pero en el presidencialismo parece forzado tratar de dividirla.

19 comments:

Anonymous said...

El proyecto que señala no hace más que demostrar que en el Poder legislativo también hay inflación creciente. Le sumaría a su análisis la infinita cantidad de proyectos de declaración de los dipus, abonando esa idea de cantidad=calidad.
Una más fuera de tema: Ud que sabe de rugby, ¿cree que les habrán explicado a los periodistas de ESPN que la final del Argentino es, valga la redundancia, entre equipos argentinos ??.
Muchachos, mucha manija a Bs As y palo a Tucumán !! Y el federalismo ??
Portuario

Zerimar said...

!Pero que proyecto políticamente correcto¡. Y que gigantesca estupidez.

Ulrich said...

La última nota que leí sobre "número de proyectos de leyes presentados" salió sólo en Clarin. Su invectiva contra LN y Crítica me suena un poco maliciosa, Criador!

Y realmente, que estupidez este proyecto! Parece una resurrección del concepto de mandato cerrado para los legisladores, cuando se los quería ver casi como nuncios de una hipotética voluntad del electorado... Igual no se preocupe, que eso no sale ni con despacho de comisión.

Maq said...

Criador: coincido en que la cantidad de leyes presentadas/aprobadas no es un indicador adecuado del desempeño de los legisladores (no sólo porque la cantidad de leyes no tiene nada que ver con la resolución de “los problemas de la gente” sino también porque, fiel seguidor de Oakeshott en este punto, pienso que la política no está para resolver los problemas de la gente), en que los jueces no deberían decidir cuándo y cómo se cumplió la plataforma de un partido, en que los mandatos no deberían ser imperativos, y en que no se debería prohibir que los congresistas ocuparan cargos en el ejecutivo.

Sin embargo, creo que alguna ley que evite la “borocotización” no necesariamente sería mala. El argumento del post es correcto en términos teóricos, pero descansa en algunos supuestos que en el caso argentino no se dan: 1) Acá la elección es por lista y no por distritos uninominales; y 2) El incentivo mencionado (ser reelecto, o bien elegido para otro cargo) únicamente puede funcionar si los tipos aspiran a volver a ser electos y, en ese caso, si aparecen en una posición prominente dentro de la nueva lista. Si, en cambio, alguien cambia su apoyo legislativo por un cargo “seguro” (ie, no electivo), el sistema no funciona; lo mismo cuando hay una lista sábana relativamente larga, que no permite castigar a los candidatos individualmente.

Dado ese estado de cosas, ¿no podría pensarse que sería mejor un sistema en que toda la lista, y no los legisladores individuales, deban cambiar de bando para que el mismo sea legítimo? Podría implementarse algún método para que la junta directiva del partido que armó la lista decidiera si un legislador puede cambiar de agrupación o no (en los casos de las alianzas, ex ante se podría determinar que cada diputado elegido responderá a la junta directiva del partido que integra, etc). En un sistema así no se eliminaría la negociación, pero la misma pasaría a ser a nivel de partidos y no de legisladores individuales, facilitando el control ciudadano.

Anonymous said...

Cualquier persona que haya trabajado en el Congreso sabe que menos del 10% de las leyes son sustanciales, realmente afectan la vida de mas de 1000 persones. El otro 90% son proyectos de resolucion o de ley que declaran al 17 de abril el dia nacional del chivito, condenan la tortura en Abu Graibh, celebran las elecciones democraticas en zimbabwe, etc. Tb estan las leyes para vested interests, como los beneficios fiscales para los productores de pasas de uva de catamarca, etc, etc.

Pedro Martín said...

Hola Criador, caí por Finanzas y me parece muy bueno su blog.

Comento con puro ánimo de desestabilizador y, porque como pago sinterné, me sale gratis.

Primero, la medición debería ser la calidad y no la cantidad de leyes aprobadas. Si se pegan una ojeadita al Boletín Oficial, les va a dar vergüenza.

Dos, ese proyecto discute algo muy viejo que la nueva política parecía dejar de lado. De quien son las bancas, del legislador o del partido? Parecían ser del partido, pero si el legislador se cambia de partido (cosa que hace porque tiene una banca) el partido al cual se le fue un legislador, sale perdidoso.

Buen blog! Volveré y seré sillones! (como dijo Luis XIV)

Anonymous said...

javi..

che..esa encuesta es tendenciosa.
yo vote oposicion pero no soy ni pro campo ni pro gobierno.
Tengo mis lazos con la federacion agraria...tampoco pa tanto.No trago a Miguens,ni a la SRA ni a los PRO q salieron a cacerolear.Haria falta la opcion voto oposicion y en esta me quedo en casa y dejo q se maten entre ellos.

y dejemonos de joder con la idea de ubicar al peronismo en la izquierda...esto es un intento chistoso..los unicos q trataron en serio de lograr eso fueron los muchachos de la tendencia.Y asi les fue.Peron los nego,el Movimiento los persiguio y las base nunca los entendio(Sindicatos Peronistas+Pueblo del Interior+Conurbano=PJ).La parte progre del PJ-Peronismo solo existe en la ciudad y hasta ahi nomas.Hagamos un recorrido por el roster de diputados,senadores,gobernadores y capos sindicales y veamos su historial...los ortodoxos ganan por goleada.
bye

Lic. Baleno said...

Si cada legislador presentara una ley por año tendriamos 300... Alguien cree que se necesitan tantas?

Anonymous said...

CRIADOR ¿Y LOS LEGISLADORES QUE NO SE PASAN DE BANDO PERO QUE POR OBRA Y GRACIA DE LA BANELCO CAMBIAN SU VOTO, NO MERECERIAN SER SANCIONADOS??? HAY QUE ESCRIBIRLE URGENTE A LA DIPUTADA QUE PRESENTÓ EL PROYECTO Y AVIVARLA.....
VICKY

Adolfo said...

La ley, y su redacción, son una copia de una reciente ley brasilera. El cambio de paridos es muy comun en Brasil, pago al contado o en especie (la corrupcion es a los brasileros lo que la incompetencia a los argentinos). Leyes no hacen serio a nadie, no lo ha hecho en Brasil ni lo hara aca.

fernandito said...

che, el Criador es MA o MD'A?

Anonymous said...

MA

Lucas Carrasco said...

¿Cómo no va ser un contrato jurídico la plataforma, si el Congreso es una Escribanía?

Esa sería la opinión de un boludo completo, no con media sanción.

Anonymous said...

estoy de acuerdo con usted, criador, una ley así es inaplicable, y además delega en los jueces un poder muy grande. Pero esta ley indica que el transfuguismo es un problema (mas grave en los presidencialismos que en los parlamentarismos), y que en ocasiones la razón del transfuguismo es el incumplimiento de los programas electorales por parte del presidente. Bring the Congress Back In! malvestiti

Primo Louis said...

Genial el post. Los que la conocemos, sabemos Sesma es un emblema del "republicanismo" existente y ese proyecto un indicador irrebatible.

Imperdible lo del Lic. Baleno. ¿se imaginan 300 leyes "de fondo" -o al menos importantes- todos los años?

Anonymous said...

De acuerdo con el criador, sinceramente me parece una tremenda estupidez, siendo que existen temas muchos más importantes que si un legislador se cambia o no de partido (Banca). Además seamos realistas y tomo el argumento de maq, aca no se elige por distrito uninominal con lo cual los de la lista no siempre son "orgánicos".
Comparto además que la cantidad no hace a la calidad, deberíamos comenzar a ver qué leyes existen (millones parece) y comenzar a analizar lo que no hemos cumplido (siempre que sea algo que contemporáneamente se adecue al mundo en que vivimos).
Salutti!

zinni said...

Nadie va a cuestionar que el proyecto es una idiotez, está mal concebido y pésimamente ideado. No hay discusión. No obstante, el tema que subyace en el salame proyecto creo que es interesante y si merece pensarse.
Cuando se generaron las instituciones parlamentarias, la participación en la arena política estaba limitada a un selecto espacio social, que se dividía los cargos representativos entre sus limitados miembros. Era coherente entonces que la banca fuera asignada a un individuo concreto, pues la disputa por el escaño era más entre personas particulares que disputaban un mismo espacio de poder que entre sectores sociales enfrentados (esto dicho a grandes rasgos y de manera poco rigurosa).
Después vino la modernidad, la política de masas, la participación popular y bla, bla, bla… las bancas siguieron formalmente perteneciendo a los individuos elegidos para ocuparlas, pero esta vez en su condición de representantes de partidos que a su vez representaban a distintos sectores sociales. Si bien no hubo una modificación formal, si se paso a concebir la pelea por los espacios políticos en términos de “disputa entre partidos”. En el caso de las bancas, los individuos que las ocupaban eran contingentes representantes de las organizaciones. En otras palabras, la banca era del partido, no de una persona.
Por último, vino la posmodernidad y la crisis de partidos, y los candidatos volvieron a ser más individuos concretos que representantes contingentes de una idea materializada en una organización política. “Lo vote a fulano porque me parece un buen tipo”, etc.

A que voy con toda esta historieta? Me pregunto si este personalismo, en el cual se vota más a un individuo que a un “programa político” es negativo y no debería procurarse su cambio… y, en ese caso, si dicho cambio no debería ser impulsado por el Estado; eso sí, a través de ideas un poco menos idiotas que la propuesta por la cabeza de tacho de Sesma (por ejemplo, si las bancas no deberían ser otorgadas a los partidos y no a las personas, por lo que los primeros podrían decidir -por la razón que sea, incluso estratégicas o tácticas - disponer libremente quien la ocupa durante el período en que la posean)… no sé, esto lo digo al pasar, pero tanto se habla de reforma política, que capaz que se podría empezar por ahí…

zinni said...

acabo de leer que maq ya había puesto algo similar, eso me pasa por escribir antes de leer...

Me disculpo, suscribo y complemento entonces...

Samuel said...

Para los bielsistas.
http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=663322&s=mundial&type=story